Calaveritas Literarias

En este sitio tendrás la posibilidad de hallar centenares de ejemplos de calaveritas literarias de toda clase enviadas por nuestros amigos. Las superiores calaveritas mexicanas para el Día de Muertos están aquí.

Calavera garbancera, redactada por José Guadalupe Posada. La calavera literaria es una estructura en verso clásico en México. Acostumbran escribirse en vísperas del Día de Muertos.

Historia de las calaveritas literarias

El primer antecedente de una calavera literaria, se remite al libro La Portentosa Vida de la Muerte, escrito por fray Joaqu√≠n de Bola√Īos espiritual franciscano del Colegio Apost√≥lico de Publicidad Fide de Guadalupe, Zacatecas,

Fueron muchas veces censurados o destrozados puesto que, por lo que se dijo antes, adem√°s serv√≠an como medio para expresar descontento con los pol√≠ticos de la etapa.‚Äč Las primeras calaveritas literarias fueron publicadas en 1879, en el diario El Socialista, de Guadalajara.‚Äč

¬ŅC√≥mo surgieron las calaveritas literarias? , quien redacta unos versos sat√≠ricos a un m√©dico. ‚ÄčAntiguamente populares como panteones, estos versos nacieron en el siglo XIX en forma de epitafio burlesco y como modo de expresar ideas o sentimientos que en otras oportunidades ser√≠a complicado decir.

Los dibujos que acostumbran acompa√Īar los versos son populares con el nombre de La Catrina o Calavera Garbancera, figura constru√≠da por Jos√© Guadalupe Posada y mencionada por el muralista Diego Rivera.‚Äč

Características de las calaveritas literarias

  1. Son versos irreverentes, escritos en forma de epitafios, retratando a la gente como si estuvieran muertas.
  2. Se usan para canalizar sentimientos que en otro contexto sería complicado expresar.
  3. Suelen acompa√Īarse de dibujos de calaveras.‚Äč
  4. Son creaciones habituales mexicanas

Gerardo Murillo ‚ÄĒcuyo nick es Dr. Atl‚ÄĒ en su libro Las artes populares en M√©xico8‚Äč detalla la calavera como de ¬ęintenci√≥n aguda, eminentemente habitual, que tiene su fuerza y su efectividad en el arte de decir¬Ľ.

En forma de ejemplo de su uso pr√≠stino puede citarse la calavera redactada por Jos√© Guadalupe Posada, llamada Revumbio de calaveras:‚Äč

Quien desee disfrutar de veras
y entretenerse un ratón,
venga con las calaveras
a disfrutar en el panteón.
Literatos distinguidos
en la hediondez encontré
en gusanos confundidos,
sin ellos entender por qué.
Y en enorme tropel api√Īados
Los comerciantes corrían
contentos y entusiasmados
por el negocio que hacían.¨Cereros de sacristía¨que hurtan la cera al rato,¨que con mucha sangre fría¨se echan el voto al plato.

En Calaveras de las selecciones de presidentes, redactada por el popular editor e impresor Antonio Vanegas Arroyo en 1919, se aprecia una connotaci√≥n m√°s pol√≠tica,1‚Äč pero sin dejar de ser burlesca. Vanegas Arroyo ofrece como candidato presidencial a uno de sus escritores ayudantes m√°s leales, Arturo Espinoza nick ‚ÄúCh√≥foro Vico‚ÄĚ:

Yo les sugiero al jam√°s bien
ponderado y grande mico,
ilustre Chónforo Vico,
escapado de Belén.
Prófugo de las Marías,
gran maestro en la ganz√ļa,
instruido en San Juan de Ul√ļa
y en la Penitenciaría.
Sabe abrir las cajas fuertes
y obtener una cartera.
Ha sido enorme calavera
y debe catorce muertes.¨Elegid ya que pueblo amado¨sin dudar y a tapahocico¨al muy ilustre y nombrado¨y noble Chónforo Vico.Después de discursos tales Cllenos de oraciones sinceras se fueron las calaveras a las urnas sepulcrales. Salió electo presidente por su real y hermoso pico el destacable, el prominente, ilustre Chónforo Vico.

Mira calaveras escritas por tema seleccionando en el men√ļ de la derecha o las √ļltimas enviadas m√°s abajo. Puedes difundir tus calaveras mexicanas o llevar a cabo una petici√≥n en el men√ļ de la derecha.

Ejemplos de calaveras graciosas que con humor se burlan de alguien o cuentan una circunstancia chistosa.

Calaveritas literarias largas: Calavera extendida para los de la ambulancia

Se oyen sirenas de ambulancia
En el pueblo de Rayón
Es se√Īal que la muerte
A alguien se va a llevar al panteón.

Pero poseemos numerosos √Āngeles en Ray√≥n
Que siempre est√°n dispuestos a ayudar
Enseguida est√°n todos listos
Para su servicio a la red social prestar.

Por si ustedes no los conocen
Uno a uno se los se los mencionaré
Espero que pongan atención
Y si no, con gusto se los repetiré.

El paramédico es Nicolás Ortiz
Siempre llega cuando se necesita
Es uno de esos √°ngeles
Que tienen su mano bendita.

El camillero es Epifanío González
Un √°ngel que llega con su camilla
Cuando es muy necesario
Se transporta la gente en una silla.

El chofer es Carlos Julio Trejo
Otro enorme √°ngel protector
Maneja realmente bien la ambulancia
Est√° protegido por el se√Īor.

Todos los días salvan muchas vidas
Por eso me atrevo a decir
Que la desaparición se ha topado en piedra
Con ella nadie se va poder ir.

Es como si una carrera
Estuvieran jugando con la muerte
Siempre llegan ellos primero
Para hacerle ver su suerte.

Querida muerte yo te aconsejo
Que en Rayón no te vuelvas a parar
Porque la ambulancia es r√°pida
Y siempre te van a ganar.

Bendito el día que se unieron
En favor del pueblo de Rayón
Para socorrer tantas vidas
Con tanta dedicación
Sé que siempre de Dios reciben
todos su enorme custodia.

Calaveras de Día de Muertos: Calavera sobre el Pan de Muertos

En este mes singular,
En que todo es fiesta y danza,
Recordamos con amor
Tradiciones y alabanzas.

Es menester recordar
Que todavía en la seguridad,
De volvernos a hallar,
Recordamos sus andanzas.

A nuestros seres queridos
Les ponemos un altar,
Pues sus almas y latidos
Los sentimos regresar!

Por eso los festejamos
Con enormes piezas de pan,
Colocados en altares
Con flores velas, mezcal!

Estos panes primorosos,
Que de Colores est√°n,
Con maneras de cuerno y hueso
Se los hemos de dejar.

Para que pasen contentos
En su visita fugaz,
En esta tierra de amores
Los recuerdos que se van.

Para mí es un enorme regalo
El poderlos hallar,
En fechas tan especiales
Y poderlos gozar.

Si supieran mis muertitos
Cu√°nto los echo de menos,
Vendrían todos los días
Y se harían muy amenos!

Yo los espero sentada
Pues sé que departiremos
Estas dos noches completas
Con atoles y galletas.

Queridas almas contentas,
De entender que las deseamos,
Recordamos sus amores,
Y esperamos su regreso!

Calaveritas literarias cortas

Calaveritas breves, con solo una estrofa en la mayoría de los casos, muy concretas pero de todas formas buenas.

Calaveras de amor

Calaveras para enamorados, novios y parejas. Porque en M√©xico el cari√Īo y la desaparici√≥n se tienen la posibilidad de conjugar.

Calaveras de políticos

Calaveras de reclamo y broma a políticos y mandatarios. Las calaveras más históricas.

Calaveritas literarias chistosas

Ejemplos de calaveras graciosas que con humor se burlan de alguien o cuentan una circunstancia chistosa.

Calaveras dedicadas con nombres

Cuando la calavera tiene nombre (y quizás apellido) es que está dedicada, aquí algunos ejemplos.

Calaveras día de muertos

Calaveritas pensadas principalmente para el Día de Muertos, comentando de los elementos típicos.

Calaveras largas

Amplias calaveras que numerosas estrofas y que acostumbran contar una historia con comienzo, avance y fin.

Calaveras mexicanas

Calaveras literarias mexicanas con los elementos, individuos y sitios típicos de México.

Calaveras para amigos

Porque hasta nuestros amigos se meritan una calaverita, les compartimos ejemplos para dedicarles.

Calaveras para maestros

Profesores, instructores, directores… ellos piden la labor, por eso se la tenemos la posibilidad de dedicar!

Calaveras para jovenes escolares

Calaveritas para jovenes con situaciones propias para la edad, con rimas sencillos y sin malas expresiones.

Calaveritas

Las tradicionales calaveritas en sus m√ļltiples formas, aqu√≠ hay calaveritas variadas de todas las clases.

Rimas de calaveras

Calaveras que riman, y riman bien! En esta parte priorizamos la rima, asi sea consonante o asonante.

Calavera a la Maestra Jéssica

Una maestra muy linda
Me pidió una calavera
Aunque me tardé un poquito
Al final yo pude hacerla.

Jéssica se hace llamar
La maestra que refiero
Como ella no hay otra igual
En la tierra y el planeta entero.

Cierto

La muerte hace su buena obra del día

Se encontraba el ingeniero Blanco
Sentado en su escritorio
Vino la desaparición y le dijo
Venga me lo llevaré al panteón

Al notar a la desaparición le contestó
Con una fuerte expresión
¡Si me llevas a mí te llevas
A toda

Calavera a la profesora de química Esther

Se encontraba Esther Rodríguez Barrena,
Dando clases de su querida materia,
Cuando llegó la huesuda molesta,
Buscando a la buena maestra.

-Hoy vengo por ti, Esthercita,
Ha llegado tu hora.
Así que te vienes conmigo,
Que no cambiaré mi posición.

Quizás te interesen otras categorías:

Deja un comentario